Actualmente concluye su tesis de maestría sobre la historia de la trova contemporánea.

 

Yo soy aquel que canta aunque le duela,
que baila aunque la vida se oscurezca.
Que no muere aunque lo frío
a veces vuela y le baila en la cabeza.
 Gerardo Peña

 

Después de más de 30 años de carrera musical, a Gerardo Peña le viene bien centrarse en la historia de la trova, de este género musical que, según me ha dicho,  arraigó fuerte en el corazón de los mexicanos, sobre todo después de la masacre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

Gerardo Peña es un cantautor que celebra la vida con canciones estimadas por un público cautivo y fiel. Hace poco tuve oportunidad de volverlo a escuchar después de 17 años. Se lo hice saber. Eso le dio razón para recordar que, desde entonces, no ha vuelto a tocar en Mérida. Mala noticia. Le hablo que fue en 2001 y que cantó, de pie y armado únicamente con su guitarra, como hasta el día de hoy. Sonríe, afable.

Peña ha realizado giras en Cuba y Estados Unidos y ha tocado en foros de Nicaragua, Guatemala, Honduras, Argentina, España, Alemania y casi toda la República Mexicana

Ojalá pueda tocar la de Dos adolescentes, le digo en el camerino. Hace unos ejercicios faciales para desentumecer los músculos y asiente: Ya después irán al viejo colchón de su cuarto/entre sus carteles del Che Guevara y de Marcos/Colgarán cuadernos en la pared/quemarán incienso y con un casete/que no suena bien bailarán a Silvio y a Manu Chao. 

Lo hace porque Gerardo Peña es un músico accesible y uno de los cantautores mexicanos más importantes de América Latina. Llama a su música trova transgénica porque se nutre de numerosos géneros, desde el folk y el rock de los setentas hasta Serrat y la llamada Nueva Trova Cubana, sin olvidar el corrido, la cumbia, el vallenato, el son o incluso el tango, pero todo a su forma y a su modo. Su música puede definirse perezosamente como canción de autor, con todo lo que ello implica.

Le digo que lo considero parte de la tríada que une los nombres de Fernando Delgadillo y Alejandro Filio. No se opone ni lo afirma. ¿Qué tema te grabó Filio?, le pregunto. Me dice: “Por mirar el sol”.

Es un cantautor sin Wikipedia; si se busca su discografía se la encuentra en otros sitios web o ahora en Facebook (al final de esta entrevista se sugerimos algunos links)

La discografía de Gerardo Peña además de amplia es particularmente revolucionaria en la forma de hacer fusiones musicales.

¿Cómo ves la función de las nuevas tecnologías para dar a conocer tu música?: “Excelente, actualmente nos ayuda bastante, ya está comprado estadísticamente”, me dice, refiriéndose a su trabajo y al de sus colegas cantautores. Le hablo sobre las veces que le escribí por Hotmail. Yo tenía 15 o 16 años. Recuerda ese viejo correo a la perfección. Y yo recuerdo sus rápidas respuestas. Hablábamos sobre cuándo volvería a tocar en Yucatán.

YouTube arroja numerosos resultados de sus temas y uno que otro video oficial y en vivo. Le pregunto qué piensa de sus canciones actuales, si la recepción de las nuevas generaciones de escuchas es más entusiasta: “Espero que la gente las considere mejores, me gustaría que las consideraran mejores. Sigo haciendo composiciones e intento que sean mejores”, afirma, convencido y sereno, con la acentuación propia de un norteño de Sonora.

La verdad es que, como dijo Wichy García Fuentes: “es tan difícil de comprender cómo es que el público mayoritario de su estado todavía no lo ha colocado entre sus ídolos consentidos”. A lo que yo únicamente añadiría: de su estado, del país y de Latinoamérica. Pero tal vez todo esto no sea más que una falsa verdad. Gerardo Peña, dice mi cuñado, está más allá del bien y del mal. Es feliz con lo que hace y con quienes lo escuchan, aunque admite que quizá no ha sabido darse a conocer mucho más.

¿Sientes que no te han sabido escuchar bien?

Más bien siento que yo no me he sabido dar a escuchar mejor. No le hecho la culpa a la gente. Todo es asunto de uno que no se las ha sabido arreglar para hacer que las canciones se escuchen más. De todas maneras, si para que me escuche más gente debo abaratar el trabajo pues no, prefiero seguir así, me siento muy a gusto haciendo lo que hago. Me gusta lo que hago”, responde a la pregunta.

Gerardo Peña inició su carrera en 1978 con el grupo Malasangre. Con ellos grabó una placa; en 1984 fundó el grupo Tránsito y grabó dos discos. Como solista tiene siete producciones musicales. También dos compilados. Uno que lo presentó en España (Yo soy, de 2001) y otro donde celebra 30 años de carrera (Corte de caja, 2010)

Con Alejandro Santiago y Sergio Félix (el 50% de Mexicanto junto a David Filio), tiene dos CDs. Me revela una noticia: la grabación de un tercer disco en conjunto. El primero se llamó Tres tristes tigres (2003) y el segundo, bajo esta denominación, Caballo de trova (2006). Pero el tercero se presenta ahora bajo la rúbrica 3TT. ¿Por qué?, le preguntó. “Porque hay un grupo musical de comedia que usó el nombre”.

Pero ustedes lo utilizaron antes, ¿no es cierto?, le pregunto. Me hace saber que sí, pero nunca se registró. Gajes del oficio. Lo vengo a saber ahora, este día en Puebla, en que le abre como telonero Iván García, de Iván García & Los Yonkis, más que una promesa de la nueva canción de autor contemporánea. García me comparte que, en su próximo disco, Tormenta (2018), canta un tema a dueto con Peña. Lo celebro. Y ambos la tocan en el escenario. Es un momento mágico.

Entre los artistas que han grabado canciones de Gerardo Peña se encuentran José Feliciano, Eugenia León, Dulce, Mexicanto, Alejandro Filio, Miguel Inzunza, Alejandro Santiago, Silvina Tabbush, por citar algunos

Peña está ahora arriba del escenario. El mutis es más que implacable. Toca Quizás, tal vez, de su primer disco; después me consiente -creo- con Dos adolescentes, de su cuarta placa: Empeñado (2004). Toca un tema emblema de lo que llama canción trovanrolera (híbrido de la trova y el rock and roll): Adicción, a guitarrazo limpio: No sé quién eres tú/dime qué cártel te trajo./Mi cara ya es azul/ y tengo marcados los brazos. Y se avienta Una guitarra, que es coreada hasta por el gerente del foro Karuzo.

Uno de sus grandes temas es El Gigante, que grabó en 1998 al lado de Paco Barrios El Mastuerzo y Fernando Delgadillo. Admito que no lo había degustado hasta entonces, aunque conocía de su fama. Cuando escucho: Traigo el terremoto en que me dije/“topo, vete al hospital”/también Tlatelolco/el 68, viaja en mi morral/, viene a mi mente el tema de la canción comprometida, aquella que conjura el olvido para exorcizarlo.

Peña canta aunque le duela, como él mismo escribió. La tragedia de la guardería ABC, ocurrido en 2009, le caló hasta el alma. Escuchó desde su casa el sonido de las ambulancias y percibió el dolor y el caos que envolvió a Sonora. Después de asimilar, pasado el tiempo, este funesto episodio de la historia nacional en tiempos del calderonismo, compuso el Corrido del 5 de junio.

Una de las madres, después de la canción, se me acercó y me dijo: no puedo decir que sea una canción bonita. Yo le contesté: ‘nunca fue mi intención que sea una canción bonita’. Las estrofas finales cifran el acto heroico del conductor de la camioneta pick up que, desesperado, la estrelló contra uno de los muros del edificio: /¿Quién va a venir a salvarnos /cuando este mundo se incendie? No habrá pick up ni rosarios/somos nosotros los héroes:/Los que al pasar caminando/ vamos rompiendo paredes/por la ciudad caminando/ vamos rompiendo paredes/todos juntos caminando vamos rompiendo paredes.

El tema me hace recordar la última novela de Imanol Caneyada: ‘49 cruces blancas’, escritor también afincado en Sonora

Antes de que termine el concierto, pido a gritos El camino, canción que considero emblemática y que interpreto como una declaración de principios. Descubro apoyo entre el público. Es el propio Iván García quien, entusiasta, pide subir una vez más al escenario. El momento, casi el instante, no puede ser mejor.  Ambos cantan: Y el camino se agranda/no sé qué hacer, cómo seguir/El mundo se aparta de mí/Me dicen “cállate ya”/pero la, la, la, la, la , la, la, la/voy pensando en ti. La cálida y particular voz de García le proporciona un matiz insólito.

Además de sus giras, Gerardo Peña imparte eventualmente talleres de composición musical y está abierto a hacerlo en cualquier parte. Me gustaría que sea en Mérida, le digo. Él opina lo mismo. Cuestión de gestionarlo o encontrar algún interesado.

Uno de estos talleres lleva por nombre el título de una de sus primeras canciones: Es tuya la canción: Tal vez no la puedas vender/o en la radio no la quieran poner/ tal vez no la canten miles por doquier/ pero es tuya la canción/ (…) Y van a decirte/¿es jazz o es rock and roll?,/o suena a Crosby, Stills, Nash and Young/ a Serrat o a Silvio/ a quena y charango, new age o/ a Delgadillo, Peña o Filio. La tríada a la que le hacía mención.

Considero que hace falta un estudio exhaustivo de su obra y un bio-libro de conversaciones sobre su trayectoria musical.

El concierto concluye. Ahora bebemos cerveza y me pide dejar de hablarle de usted. Lo hago de inmediato. Me comparte que uno de sus hijos es entusiasta del rap. Le respondo que él mismo ha dado espacio al rap en el tema Grita, de su cuarto disco Empeñado. Vuelve a sonreír. Me recomienda escuchar a David Haro. Confundo el nombre con el de Julio Haro de El Personal, pero él me corrige.

Después sale del emblemático Foro Karuzo y estrechamos las manos. Sus canciones no las cantan miles por doquier, pero el trovador que canta aunque le duela continúa en el camino que se agranda; aunque ahora sí sabe qué hacer y cómo seguir.

 

SOUNDTRACK DE INICIACIÓN

El Tren (1996)

Es tuya la canción

https://www.youtube.com/watch?v=xLsnu8YfTv0

 

*Nada (1998)

El gigante (con Francisco Barrios El Mastuerzo y Fernando Delgadillo)

https://www.youtube.com/watch?v=_ePMoVwhDbs

 

*Torre de Babel (2001)

Si yo me voy

https://www.youtube.com/watch?v=-kmLjI0RWU4

 

*Empeñado (2004)

El camino

https://www.youtube.com/watch?v=YDP9fNegk7k

 

*Canciones de coyotes (2006)

Exordio (musicalización de un poema de Abigael Bohórquez)

https://www.youtube.com/watch?v=wsBG3ssz8tU

 

*Flores (2009)

Autopsia (video en vivo en el programa El Tímpano)

https://www.youtube.com/watch?v=AbNfQP4yVTM

 

*Reconstrucción (2016)

Reconstrucción (Video oficial)

https://www.youtube.com/watch?v=62YcPmEERtc