Desde pequeño aprendió el valor del esfuerzo y el trabajo. Fue educado en un entorno donde su abuela y su madre salieron adelante ante dificultades, por ello respeta a la mujer y cree en la igualdad. Le encanta la charrería y en la política ha sido siempre como un caballo brioso.

Alejandro Navarro Saldaña ama a Guanajuato Capital por sobre todas las cosas. Y asegura que lo va a transformar en una mejor ciudad, más segura, moderna y ordenada. Aquí nació, aquí se enamoró y se casó, aquí ha hecho su patrimonio, aquí nacieron sus hijos. Aquí quiere hacer historia y devolverle a la ciudad que ama lo mejor de sí.

Ha sido scout, bombero voluntario, presidente del Club Rotario, director de Desarrollo Económico y Turismo, presidente del Comité Directivo Municipal del PAN, diputado local, y siempre empresario. Ahora está compitiendo otra vez por ser Alcalde.

El Judi, como le llaman los cercanos, es un hombre joven que alcanza los 40 años de edad, trabaja desde los 8 años y se ha ido abriendo paso como emprendedor. Comenzó vendiendo dulces en el hotel de sus abuelos, luego montó un puesto de tacos ya siendo joven y años más tarde un pequeño restaurante. No le asusta el trabajo, viene de la cultura del esfuerzo.

Mis papás, y mis abuelos son gente de negocios, gente de trabajo. De lo que uno ve el ejemplo es como te vas forjando en tu vida. Si en tu casa hay amor das amor, si en tu casa hay trabajo y te enseñan a trabajar pues aprendes a trabajar, por ello son importantes para mí las familias y los valores, estoy convencido de que desde ahí podemos cambiar el rumbo de Guanajuato (…)

La ciudad de Guanajuato es mi casa, donde me casé, donde nacieron mis hijos Sabina y Saúl, donde estudié, donde forjé con mucho esfuerzo y trabajo lo poco que tengo, el patrimonio de mi familia, aquí me enamoré y aquí me casé. Entonces pues lo es todo para mí, mi ciudad. Ya es tiempo de tener un Guanajuato seguro, moderno y ordenado”, confía Navarro con un orgullo y amor que se le desborda.

En entrevista para Ruleta Rusa el candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Guanajuato Capital habla de su familia, de su trayectoria, de sus aspiraciones, de la necesidad de transformar a una ciudad que necesita entrar a la modernización que se la ha negado por años, de la forma en que pretende concretar esa aspiración.

Es directo al hablar, no le da vueltas a las cosas, lo hace con sencillez pero con argumentos, no tiene pretensiones de ‘altos vuelos’, viene de trabajar toda la vida y de ganarse las cosas a pulso, como la candidatura del PAN para lograr la hazaña de arrebatarle al PRI la Capital, la ‘joya de la corona’.

Si realmente queremos cambiar a nuestro país, lo tenemos que hacer desde la política. Por eso decido desde el principio no ser diputado, ni senador, ni siquiera regidor, desde el municipio se puede cambiar la política pública del estado y del país, sigo convencido de que con municipios sólidos y firmes, trabajando, tendremos un mejor país. Eso es lo que pienso”, dice Navarro, quien siempre mira a los ojos cuando habla. Un detalle que muestra parte de su carácter y de su personalidad.

Ya un día demostró con hechos sus dichos. Cuando el alcalde priista Nicéforo Guerrero pretendió urbanizar la zona de La Bufa, Navarro encabezó un movimiento social que echó atrás, con un histórico plebiscito, la intención de Nicéforo. Hoy busca que la zona sea un área natural protegida, hasta donde sea posible, para que los capitalinos nunca más tengan temor de perder un patrimonio natural y los festejos del Día de la Cueva.

Ese empuje le llevó a la elección de 2012, pero se quedó a 500 votos de alcanzar la Presidencia Municipal. Hoy va a la cabeza de las preferencias sobre sus competidores; pero no se confía, sabe que esto se decide el 1 de julio. Y para lograr el triunfo hay que convencer hasta el último momento.

Navarro ha delineado algunos grandes ejes para la transformación de la ciudad y un modelo distinto de atención a las más de 170 comunidades rurales

Su primer compromiso es la creación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, una institución que resuelva de forma efectiva el tema de la inseguridad con inteligencia, acciones coordinadas entre dependencias, acabar con el déficit de policías, mejor equipamiento, un 911 funcional,  y un sistema de vídeo-vigilancia efectivo.

No solamente es hablar de que se ve y se escucha bonito (tener una Secretaría de Seguridad Ciudadana), es decirles que aquí el que la hace la paga, de que vamos a tener mano dura (…) estamos diciendo de que vamos con todo porque la gente ya está cansada”, enfatiza Navarro mientras aprieta el puño derecho como para simbolizar ese hartazgo y a la vez una medida de acción.

El crecimiento desordenado es otro factor que tiene considerado frenar. Por ello plantea la creación de un Instituto Municipal de Planeación Municipal (Implan) autónomo, con recursos propios y con profesionistas en la materia, para que se trace el rumbo de una ciudad ordenada, al menos para los próximos 30 años. E incluso trabajar para integrarla a la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO, como Ensenada (Gastronomía), Guadalajara (Artes digitales), Morelia (Música) , Ciudad de México (Diseño), San Cristóbal de las Casas (Artesanía y artes populares) o Puebla (Diseño).

Guanajuato es Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1987, ciudad cervantina, ciudad universitaria, sede de los tres Poderes, y pareciera que no es la Capital que merece el estado, un estado pujante que crece más de la media nacional en materia económica.

Volteamos a ver a Querétaro que conserva su historia pero es una Capital moderna, con vialidades, agua, servicios. Morelia igual, San Luis Potosí, Zacatecas, con su casco histórico bien conservado pero con una ciudad moderna al lado, y nosotros vemos a Guanajuato Capital con su caso histórico más o menos bien conservado y una ciudad que crece desordenada en sus orillas (…) estamos acostumbrados a que nadie nos dice nada, por eso la ciudad ha caído en una total anarquía”, expone Navarro para quien todo este desorden es producto de una mala planeación e intereses políticos que durante años han privilegiado a unos pocos que han hecho crecer la ciudad a capricho o hacia donde tienen terrenos, sin importarles el caos generado a los ciudadanos.

El candidato del PAN ha emprendido una campaña proselitista de a pie, de casa por casa, cara a cara con los ciudadanos para pedir el apoyo en esta transformación de Guanajuato Capital

En infraestructura ha planteado la creación del distribuidor vial en la Glorieta Santa Fe -con el apoyo de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, candidato a la Gubernatura por la coalición Por Guanajuato al Frente- , que tendrá a los lados a la nueva Secretaría de Seguridad Ciudadana y la nueva estación de Bomberos para la Zona Sur.

Además de recorrer la caseta de cobro hasta el entronque de la autopista a Cervera, para unir con un ramal Cervera y Las Teresas, y un nuevo ramal del Euquerio Guerrero –atrás de El Chahuistle- para conectar con el distribuidor Diego Rivera, liberando el tráfico de 26 mil vehículos por día en la zona.

Otros aspectos importantes en su plan de gobierno son la modernización del sistema de alumbrado público. Pretende sustituir las 17 mil luminarias por un sistema LED, como en las ciudades modernas, además de concesionar el servicio de limpia en la Zona Sur y las comunidades. Otro de los graves problemas que no ha tenido aún una solución.

Hemos visto que el sistema de recolección de basura no ha servido en los últimos 20 años. Ya no hay que hacer pruebas, se han hecho muchas con todo y errores, aquí hay que tomar una decisión política. No nos da miedo, porque es una solución para Guanajuato. Haremos una concesión pública transparente, de carácter nacional.  Queremos un Guanajuato limpio”.

Navarro Saldaña es afecto a visitar constantemente las colonias populares y las comunidades rurales, lo ha hecho desde hace más de una década y sabe lo que hace falta para integrarlas al desarrollo, para sacarlas del abandono

En su modelo de transformación para las comunidades está la creación de obras por cooperación donde el Municipio aporte recursos y la gente la mano de obra, además de generar proyectos productivos conforme a las actividades tradicionales o con las que la gente se identifique.

Conozco mis comunidades, soy de a caballo, soy de botas y sombrero, no me disfrazo, cuando me voy a visitarlas la gente se identifica conmigo y sí están escuchando a alguien que va a ayudarlos, saben que vamos a trabajar de la mano, no puedo fallarles. Ya les fallaron otros”, dice Navarro quien siempre ha gustado del campo, desde su experiencia como scout, hasta sus campamentos familiares y los recorridos en cuatrimoto o cabalgando.

Su familia es su principal orgullo, y las mujeres especialmente. Su abuela Emma Olga (q.e.p.d.), su madre Olga, su esposa Samantha, su hija Sabina, por ello anticipa que de ganar la Presidencia Municipal en su administración habrá el 50 por ciento de mujeres o más. Mujeres además en áreas sensibles como Fiscalización, Policía o Tránsito.

Voy a tener una administración que deje de lado la política de escritorio, vamos a seguir en la calle, con la gente, porque soy de Guanajuato, aquí vivo, aquí tengo mi patrimonio, aquí están mis hijos. Y sí me daría pena que a mi hija le digan un día: ‘tu papá no sirvió para nada’ .

Guanajuato merece un buen gobierno, los guanajuatenses son gente comprometida, chambeadora, quieren una mejor ciudad para vivir, y entonces a la hora que vean que hay chamba para transformar la ciudad, le van a entrar (…) Me encanta mi ciudad, desde la vista de Cristo Rey o La Bufa, ir al lienzo charro de Calderones, comerme una gordita en Embajadoras, una torta de carnitas en el mercado Hidalgo, irme a bolear con los del Jardín o en el mercado. Soy raza”,  se sincera Alejandro Navarro Saldaña, quien ha aprendido de ingeniería y arquitectura, pero también de la vida en los callejones y del día a día, como cualquiera que trabaja duro para salir adelante.

Está empeñado en hacer de Guanajuato una ciudad segura, moderna y ordenada. Habrá que ver si consigue la hazaña de arrebatarle al PRI la Capital.

  • Fotos: Especial