omo es tradición en el repertorio del Teatro Universitario de la Universidad de Guanajuato (UG), en el marco de la edición XLVI del Festival Internacional Cervantino (FIC) se presentó la obra ‘Dos hombres en la mina’, de Ferenc Herczeg, en la mina ‘El Nopal’ bajo la dirección de Hugo Jaime Gamba Briones.

Tomados por sorpresa por una inesperada explosión, los espectadores ven correr herido a un minero tratando de salvar su vida. Así comenzaba también la puesta en escena estrenada en 1977 dirigida por el maestro Enrique Ruelas Espinosa y que desde 1984 forma parte del FIC.

Después de este breve episodio, el espectador comienza un recorrido por un túnel donde 20 estudiantes de servicio social universitario representan el papel de mineros trabajando con picos, taladros neumáticos y palas.

A la mitad del túnel se desciende 20 metros aproximadamente por una escalinata para llegar a una galería donde reina una humedad que asfixia y agua que se filtra por el techo, espacio que ocupan sólo 40 personas equipadas con casco de seguridad

El drama de los mineros ha sido expresado de forma artística por el Teatro Universitario.

Al inicio del montaje se comienzan a escuchar susurros que poco a poco se convierten en un lamento y después en el rezo de Bradi, personaje encarnado por José Rubén Araujo Huerta, quien lleva tres días atrapado en el fondo de la mina y sobrevive gracias a que se alejó de la zona colapsada para ir por una carga de pólvora en el momento del derrumbe.

Tras varias horas inconsciente despierta para encontrar a un desconocido que, al igual que él, se encuentra asustado y hambriento, pero después de charlar descubre que su interlocutor es el ingeniero en jefe. Interpretado por Gamba Briones -director de la obra-, Koop cuestiona a Bradi sobre la comida y sus labores en el socavón, lo llama animal, lo atosiga y polemiza sobre la existencia de Dios, al que el primero se ha encomendado.

Inesperadamente el montaje llega a su fin: se desaloja al público de la galería después de una segunda explosión, mientras el ulular de una patrulla se aproxima con rapidez a la boca de la mina.

Al mismo tiempo que llega la policía salen con vida Koop y Bradi en medio de los aplausos  del público.

  • Fotos: FIC